Decálogo para viajar por carretera

renting credit alquiler

Viajar por carretea es un placer que todos debemos disfrutar de vez en cuando, sirve como esparcimiento familiar, ayuda a liberar el stress o recargar energías.

Sin embargo, siempre existe la posibilidad de tener algún tipo de accidente o lesiones lamentables. Este tipo de sucesos se puede prevenir tomando ciertas precauciones que ayudan a tener un viaje más tranquilo.

Para eso, desde España, los amigos de Renting Credit, comparten con nosotros este decálogo, que sirve como normas para viajar por carretera con la mayor seguridad y tranquilidad posible.

 

Índice()

    1) Planifica cada paso del viaje con tiempo.

    Esto significa pensar en la ruta que vas a seguir, conseguir los mapas necesarios y tener información como los números de peaje, la ubicación de las gasolineras, los desvíos y alternativas, los puntos peligrosos, los hoteles, el estado de las carreteras y la situación legal de la zona por la que viajas.

     2) Chequea la parte mecánica del vehículo.

    Unos días antes de tu viaje, debes inspeccionar tu vehículo: sincroniza, ajusta, equilibra, revisa los filtros, las correas que pinchan con frecuencia, los neumáticos (incluida la rueda de repuesto), el sistema de refrigeración del motor, las luces, los espejos, el diferencial, el parabrisas y revisa y prueba los frenos.

     3) Revisa los dispositivos de seguridad del vehículo

    Compruebe el estado y el funcionamiento de los airbags, los cinturones de seguridad, los reposacabezas y toda la carrocería. Muchos vehículos con chasis y carrocería mal reparados no garantizan la seguridad de los ocupantes en caso de accidente. Por eso es tan importante inspeccionar tu vehículo antes de salir.

    Recuerda que los dispositivos de seguridad son menos eficaces en caso de colisión a alta velocidad. La gravedad de un accidente aumenta exponencialmente con la velocidad del vehículo en el momento de la colisión. Incluso si el pasajero lleva puesto el cinturón de seguridad, el riesgo de sufrir lesiones graves es tres veces mayor a 50 km/h que a 30 km/h. A 65 km/h, el riesgo es cinco veces mayor que en una colisión a 30 km/h.

     4) Asegúrate de tener equipo para emergencias.

    Cerciórate de contar con el equipo de carretera no sólo está completo, sino también en buen estado: (cuñas, trípode, gato, botiquín, extintor con motor, linterna, etc.).

     5) Planifica que hacer en caso de una emergencia.

    Haga una lista del equipo de emergencia que llevará consigo o lleve lo esencial: pastillas para el mareo, bolsas, toallas, paraguas, etc. Guarde en su teléfono móvil los números de emergencia para obtener ayuda de las compañías de seguros, los servicios médicos, la policía de tráfico, la familia o los amigos, etc.

     6) No exceda su cuerpo más de lo necesario.

    Intente limitar su tiempo de conducción a 8-10 horas, preferiblemente durante el día. Considere la posibilidad de que un pasajero con experiencia pueda sustituirle cuando conduzca. No se duerma, pero manténgase alerta y atento. Cuando conduzca, haga una pausa activa cada dos horas o cada 200 kilómetros. Cuando llegue a una parada de descanso, procure no volver a sentarse. Aprovecha este tiempo para beber agua, estirar los músculos y hacer algo que te levante el ánimo y te devuelva la concentración y los reflejos.

      7) Evite conducir con sueño

    Cuando planifique su viaje, asegúrese de no interrumpir su ciclo biológico de sueño. Intente no despertarse demasiado temprano antes de su viaje y no llegue a un lugar remoto el mismo día. Coma a su hora habitual para mantener su cuerpo equilibrado y lleno de energía. No coma en exceso, porque si lo hace y luego vuelve a viajar, su cuerpo no reaccionará tan rápidamente.

     8)  Mantenga la calma durante el recorrido.

    Evite los estímulos que afectan al sistema nervioso, como la música alta, la nicotina, la cafeína e incluso el alcohol. Evita las discusiones con otros viajeros (es importante planificar y no olvidar las cosas importantes en casa).

     9) Delegue funciones a sus acompañantes.

    Divida las tareas entre los pasajeros para que el conductor no se estrese. Por ejemplo, puede asignar a los pasajeros radios de dos vías, mapas y teléfonos móviles. Si viajas con niños, pide a un adulto que los acompañe para supervisarlos y facilitar el viaje. Establezca normas de conducta antes de salir.

     10) Ser consciente de la responsabilidad que se tiene al viajar por carretera.

    Recuerde que la medida de seguridad más eficaz es usted. Aparte de la seguridad de su vehículo, no hay mejor manera de evitar un accidente que conducir con cuidado y respetar las normas de circulación.

     

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para asegurarse de obtener la mejor experiencia en nuestro sitio web

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad